Huella y contrahuella

Una escalera debe ser lo más cómoda posible.  Así pues, las medidas de huella y contrahuella deben ser proporcionadas y equilibradas.

En primer lugar daremos unas breves definiciones caseras:

- Huella.  Luz útil de pisada en un peldaño comprendida entre canto anterior y posterior

- Contrahuella.  Altura entre peldaños.  Cuando la escalera va cerrada también se le conoce como tabica o frente.

- Vuelo, bocel o proyectura.  Alargamiento de la huella del peldaño por la parte delantera y solapado en el anterior peldaño

 

Desde 1675 se ha venido empleando la fórmula de François Blondel:

2 contrahuellas + 1 huella = 61-65 cm

Ejemplo:  2 x 17 + 29 = 63 cm

En los escaleras curvadas o de caracol los peldaños a 15 cm del eje central debían tener como mínimo 10 cm.

De todas formas, la evolución humana supone un cambio en estaturas y por lo tanto en la medida del paso.  Al ser más altos el paso se alarga y esos cálculos quedan obsoletos.

 

Según el nuevo CTE (Código Técnico de la Edificación) “la contrahuella será de 20 cm  como máximo y la huella de 22 cm como mínimo”.

En escaleras de trazado curvo, la huella medirá 5 cm en el lado más estrecho y 44 cm en el más ancho.

Asímismo, la proyección de las huellas o vuelo será de al menos 2,5 mm si los escalones no llevan tabicas.

 

A pesar de todo, en escaleras interiores o de uso restringido no siempre se cumple esta máxima debido a las dimensiones del hueco y otros factores.  Sin estar sometidos a normativas estrictas como las escaleras de acceso público, en Escaleras Pesquer recomendamos:

- Huella óptima:  28 cm + 3 de vuelo.  Contrahuella: 18-19 cm

- Intérvalo recomendado de huellas:  22 – 32 cm + vuelo

- Intérvalo recomendado contrahuellas:  17 – 20,5 cm

Incluso existen circunstancias en las que se pueden hacer escaleras más extremas como las marineras o de pisa obligada.   Recordad que hay casos en que lo importante es poder subir.

 

 

Deja un comentario