Saltar al contenido

Tipos de daños en la madera

LOS AGENTES ATMOSFÉRICOS

¿Qué tipos de daños nos podemos encontrar en la madera?

Los principales daños provienen o son causados por los agentes atmosféricos que actúan sobre la madera son el sol y la lluvia. Dos fenómenos presentes en todo el mundo y que por norma general actúan en momentos diferentes: con sol intenso no llueve y viceversa. El tiempo que la madera permanece mojada es un parámetro clave para valorar la degradación de la madera con el tiempo.

EL SOL

La radiación solar afecta a la madera a través de la radiación ultravioleta (UV) y la infrarroja (IR), siendo la acción de la UV más superficial y afectando al acabado. En la madera desnuda el sol degrada la lignina y se pierde cohesión entre las fibras produciendo un efecto de deshilachado superficial, así como un oscurecimiento evidente. Con el tiempo, esa lignina termina siendo arrastrada por el agua. 

Los rayos IR elevan la temperatura de la madera provocando la aparición de fendas superficiales debido a la diferencia de humedad entre interior y superficie. Cuando la madera lleva protección superficial, los rayos IR aceleran el envejecimiento de la resina del acabado que se acaba rompiendo. 

 LA LLUVIA 

Sobre la madera desnuda, la lluvia produce un efecto similar pero inverso al de los rayos IR: aumenta la humedad superficial y también aparecen fendas. Cuando se ha aplicado una protección la madera no se ve afectada hasta que la capa se rompa o desaparezca.

¿Cómo se puede proteger la madera del agua?

Productos para proteger la madera

A la hora de elegir el tratamiento más conveniente para tu mueble, ventana o escalera de madera, es importante saber y determinar que factores nos atañen en ese lugar, donde se encuentra nuestro mueblo. De este modo, sabremos elegir el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades. Sigue leyendo para tener claros algunos conceptos:

  • Tratamientos de fondo

¿Qué son los tratamientos de fondo? Son productos transpirables que pueden penetrar fácilmente entre las fibras de la madera, de esta forma, llegan a tratarla a fondo sin cerrar los poros. Además, ayuda a prevenir alteraciones de color a causa de rayos UV o inluso hongos, que la hacen más duradera y resistente evitando posibles ataques de los insectos. Suelen incorporar también fungicidas para luchar contra los hongos.

¿Dónde se usan los tratamientos de fondo? Suelen usarse tanto para maderas en el exterior como en el interior y, además, si queremos, a posteriori se le puede aplicar un acabado o en caso contrario, se pueden dejar como producto final. También existen productos de acabado incoloros o con distintos tonos de madera. Su efecto puede durar años.

  • Barnices

¿Qué son los barnices? Son productos de acabado, diferenciándose de los lasures por una película que se crea sobre las fibras de la madera, es decir, cierran los poros y no la permiten transpirar. De la misma forma, tampoco dejan que penetre nada hacia la parte interna de las fibras, por eso la protegen, principalmente de posibles manchas y acumulación de polvo. Se pueden encontrar: al agua, que no huelen, secan rápido y se diluyen con agua; o sintéticos, que sí desprenden olor, se diluyen con disolvente y tardan bastante en secar, aunque generalmente resisten más.

¿Dónde se usan los barnices? Suelen usarse en su mayoría para el interior, ya que, a la vez que protegen la madera, permiten una limpieza periódica de la misma. En el exterior, por el contrario solo se aconsejan los “especiales para intemperie” o “marinos” que son capaces de aguantar la humedad y el sol, aunque haya que renovarlos cada unos pocos años.

Bibliografía: Protección preventiva de la madera. Fernando Peraza Sánchez. AITIM